Las personas olvidan lo que hiciste por ellas cuando llega el momento de mostrarse agradecidas

Influyen muchos factores cuando se tiene esta percepción: la gente de verdad es ingrata, acostumbramos a dar mucho más de lo que recibimos, no nos damos cuenta que nos están correspondiendo, queremos recibir más o esperamos continuamente recibir algo.

A veces, no es que las personas sean malagradecidas, sino que nosotros no vemos más allá de nuestras narices y más allá de 5 minutos hacia el futuro; somos desesperados y convenencieros por esperar recompensas de una acción que debería ser completamente filantrópica, y nos convertimos nosotros mismos, en egoístas y desagradecidos con aquellos que nos dieron algo desinteresadamente. Sigue leyendo…

Las mujeres pierden mucho tiempo idealizando al hombre en lugar de descubrirlo

Las mujeres describen a su hombre ideal: que lo quieren guapo, caballeroso, que tenga carro, que sea considerado, inteligente, de buen humor, romántico, alto, con ojos claros, quizá poeta, musculoso, con dinero, de buena familia, que sepa bailar, detallista, cocinero y que no tenga problema en traer el desayuno a la cama, etcétera. Llegado el momento del primer encuentro, con un análisis rápido, la mujer descarta posibilidades como si tirara fichas de dominó, ya sea mientras se acerca el desafortunado o cuando abre su boca para decir la primera tontería, y la mujer mira hacia un lado con cara de hastío como diciendo “que alguien me ayude” o “¿cómo me deshago de él?”o la clásica mirada de “¡ya me quiero ir!” Sigue leyendo…

Terminar una relación no borra las bellas experiencias ni convierte en villano a quien amamos

Terminar una relación no borra las bellas experiencias ni convierte en villano a quien amamos. Comprender cuándo termina una etapa en nuestra vida es signo de nobleza.

Hace algunos años una amiga se acercó a mí para platicarme cómo había terminado con su novio, obviamente se le veía muy molesta y desepcionada, pero lo que más me llamó la atención fue la forma en la que se expresaba de él: con insultos, críticas, desprecios y comentarios desagradables, como si todo el tiempo que estuvo con él hubiera pasado en vano. La historia terminó bien entre ellos dos, se reconciliaron, y hasta hace poco los volví a ver juntos, pero todo lo que dijo, sus opiniones sobre él y cómo veía la relación contrastaron mucho la percepción que tenía sobre ellos. ¿Por qué pasó esto?…

Tiempo. Cuando te quedas, no sabemos qué ofrecerte; cuando te vas, hasta la taza de té se desperdicia

Reloj de arenaAlguna vez escuché que el mayor enemigo del hombre es el tiempo: A veces pasa que, cuando estamos haciendo algo que nos gusta, se nos pasan las horas como si fueran minutos, mientras que por otro lado, cuando necesitamos que pase el tiempo, hasta parece que las manecillas del reloj se retrasan.

Todo esto pasa porque no tenemos una buena organización de nuestra vida, hay que aprender a ver cómo desperdiciamos nuestro tiempoUna persona puede ser muy activa y sin embargo perder su tiempo“, y esto es debido a que realizamos cosas que ni siquiera debemos hacer o simplemente no hacemos nada con él cuando tenemos oportunidad. La mayoría de las personas no aprovechan el día, se rigen por la monotonía: se levantan, van a trabajar, no hacen ninguna diferencia o alguna aportación nueva, regresan a casa, revisan su facebook y se van a dormir, y los viernes para rematar, van a algún antro o esperan ansiosamente que se haga una fiesta porque no tienen idea de cómo sacarle provecho de otra forma al fin de semana. Conozco personas que esperan gastarse su sueldo para ir a un antro o que si les “sobra” dinero no piensan en formas más útiles para gastarlo. Y está bien hacer con tu tiempo las cosas que te gustan, pero cuando esto se vuelve más costumbre y es impulsado por la falta de imaginación para encontrar otras formas de divertirse, puede que no te esté rindiendo bien el tiempo. ¡Sigue leyendo! Aún no acaba este artículo