Las mujeres pierden mucho tiempo idealizando al hombre en lugar de descubrirlo

Las mujeres describen a su hombre ideal: que lo quieren guapo, caballeroso, que tenga carro, que sea considerado, inteligente, de buen humor, romántico, alto, con ojos claros, quizá poeta, musculoso, con dinero, de buena familia, que sepa bailar, detallista, cocinero y que no tenga problema en traer el desayuno a la cama, etcétera. Llegado el momento del primer encuentro, con un análisis rápido, la mujer descarta posibilidades como si tirara fichas de dominó, ya sea mientras se acerca el desafortunado o cuando abre su boca para decir la primera tontería, y la mujer mira hacia un lado con cara de hastío como diciendo “que alguien me ayude” o “¿cómo me deshago de él?”o la clásica mirada de “¡ya me quiero ir!” Sigue leyendo…