Las mujeres pierden mucho tiempo idealizando al hombre en lugar de descubrirlo

Las mujeres describen a su hombre ideal: que lo quieren guapo, caballeroso, que tenga carro, que sea considerado, inteligente, de buen humor, romántico, alto, con ojos claros, quizá poeta, musculoso, con dinero, de buena familia, que sepa bailar, detallista, cocinero y que no tenga problema en traer el desayuno a la cama, etcétera. Llegado el momento del primer encuentro, con un análisis rápido, la mujer descarta posibilidades como si tirara fichas de dominó, ya sea mientras se acerca el desafortunado o cuando abre su boca para decir la primera tontería, y la mujer mira hacia un lado con cara de hastío como diciendo “que alguien me ayude” o “¿cómo me deshago de él?”o la clásica mirada de “¡ya me quiero ir!”

Y bueno, sé que me faltaron características, también sé que algunas no aplican, pero el punto es claro: pocas son las mujeres que se atreven a descubrir al hombre, y son una rareza aquellas infranqueables que no se dejan sorprender por regalos o atenciones diseñadas por el más artero embaucador romántico. La familia, la sociedad y la cultura son los motivos externos por los que se tiene tan estereotipado el amor, la pareja; mientras que los ensueños son responsables internos que alimentan la selección.

Nos enamoramos de nuestros cuentos e ilusiones formados por conceptos adoctrinados, nos enamoramos de nosotros mismos, de nuestras propias proyecciones, y colocamos todo ese peso en nuestras espectativas.

El hombre hace movimientos calculados que recuerdan esos sueños, y la mujer se engancha con la idealización generada por ella misma y alimentada por las acciones del hombre que le regala una rosa, que le baja los astros o que le exhibe su calidad de caballero.

No es imposible encontrar al hombre indicado, pero ‘indicado’ no significa perfecto ni tampoco que reúna los requisitos de una lista. A la pareja se le descubre y se le acepta después de poner todos sus valores y sus defectos en una balanza justiciera. Nos embarcamos con todo lo necesario en nuestras carabelas para descubrir a la pareja, y quizá la mujer se dé cuenta que su hombre no es ningún caballero -pero es lo suficientemente amable- y que sus defectos no lo son tanto comparado con las razones por las que lo ama.

Enhorabuena la mujer que ve más allá de la rosa, que escucha más allá de las palabras y que siente más allá del cuerpo hasta llegar al corazón.

Anuncios

2 comentarios en “Las mujeres pierden mucho tiempo idealizando al hombre en lugar de descubrirlo

  1. Me dejaste sin palabras, lo sabías…?? Pero con una sonrisa de oreja a oreja : )
    Tienes mucha razón al decir que las ilusiones ciegan nuestras expectativas… y que la debilidad de dichas ilusiones sean las atenciones que sabiamente un embaucador romántico (como tú lo mencionas) jejej se aproveche de ello. Me queda muy claro ese punto… pero como mujer que soy, también no desmerito el valor que tiene una atención que a veces nace de corazón y como tú lo dices siempre hay que ver el transfondo de las acciones y detalles. Tal vez con un; ¿Por qué? o ¿Para qué? sea la pauta para descubrir el sentido de un detalle, más no de la acción. Ya para poder evaluar el sentido de las acciones, es conocer todo aquello que es tu persona, aquello que te motiva a hacer las cosas día con día… y eso ya tiene mucho que decir en cuanto tu forma de ser, pensar y creer. Por tanto considero que el verdadero hombre se puede descubrir en la forma: “acción y reacción”, sólo así será la manera de comprobar que los detalles sean parte de sus acciones en todo lo que rodea y las reacciones será el motivo de su forma de percibir las cosas en base a su forma de pensar…
    Y cuando se encuentre el indicado… tener presente que amar es aprender a aceptar y comprender, tal y como es él.
    Yo mi amigo mío te doy las gracias por tener tan más bella acción al dedicar este mensaje a nosotras y hacernos ver las cosas que de verdad valen oro cuando las encuentras.
    Por eso te encontré a ti Tqm..

  2. Pienso que esto está muy correcto, el problema está en que no se habla mucho del tema, la “balanza justiciaria” como ud dice, no es un concepto hecho para la visión idealista de una mujer. Estamos en una socidad en la que tanto hombres como mujeres han perdido muchos valores y siento que cada vez las mujeres son mas y mas exigentes con esa idea que tienen de perfección. No es una crítica, pero es bueno de vez en cuando es bueno mirarse a un espejo y con la mano en el corazón, preguntarse ¿Soy tan perfecto(a) para merecer a mi lado a la pareja perfecta?.. Yo creo que la pregunta mas justa y realista es ¿Son sus defectos algo que valen poco o nada en comparación a sus virtudes? teniendo en cuenta que por mas que busquemos, no existe el hombre o la mujer ideal.. Como hombre maduré y puedo decir que ya no tengo el tiempo suficiente para perderlo con ese tipo de actitudes infantiles. Ustedes como mujeres no imaginan lo dificil (Pero no imposible) que es encontrar una mujer realista y que sepa valorar lo que realmente vale la pena.. La vida no es lo suficientemente larga como para que pierdan su tiempo en niñadas.. Disfruten lo que hoy tienen, mas que soñarlo vivan el amor, no es necesario encerrarse en si mismas a llorar sus penas, en la mayoría de los casos, casi toda mujer (Lo sepa o no), tiene un hombre que muere por consolar sus penas, que daría hasta su vida por ella.. Mas no desprecien la forma, no todos somos iguales al momento de demostrarlo, no salimos de un cuento de hadas ni creemos que el amor necesite señales poco menos que divinas para ser posible…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s