Que ya no haya personas como tú no implica que alguien te desee

¿Cuántas veces han escuchado la frase “ya no hay personas como tú”? ¿Cuántas veces la han dicho? Esa frase que se utiliza para reconocer la singularidad de alguien. Cuando quedamos sorprendidos ante su forma de ser y hacemos un mapeo rápido en nuestros recuerdos sólo para darnos cuenta que no hay nadie como la persona que tenemos enfrente, nos maravillamos de lo única que es  y le reconocemos su particularidad, abrimos bien los ojos y lanzamos esa frase “ya no hay personas como tú”, aunque, ser únicos e irrepetibles no conlleva el deseo de otros hacia nosotros, y la singularidad se puede dar en distinciones, rarezas y excentricidades, palabras que, quizá sean sinónimos, pero se aplican en contextos diferentes. Sigue leyendo…

Anuncios